viernes, 14 de mayo de 2010

Rebeliones Indígenas y campesinas

L a población rural de México estaba integrada en su mayoría por indígenas, se encontraba en condiciones económicas, políticas y sociales y culturales muy bajas.
Muchos de los campesinos emigraban a las ciudades para trabajar como servidumbre y luchar por sobrevivir, en realidad, constituyeron los cinturones de miseria en el régimen porfirista. El despojo de sus tierras fue un hecho consumado y en las haciendas el sistema de peonaje era una práctica de explotación que les aplico el terrateniente. Con los campesinos y los indígenas se acasillo la fuerza de trabajo y se heredaba de padres a hijos por el sistema de deudas.
Su marcada condición de explotación servidumbre y esclavismo hizo que durante gran parte del siglo XIX sobre todo en el porfiriato los campesinos se levantaran en armas contra el gobierno opresor.
Los conflictos de campesinos en esta etapa se dieron en diversas regiones del país, su característica fue la amplia participación y sus luchas demandaron la defensa y la recuperación de las tierras que les fueron arrebatadas.
Las rebeliones yaquis se iniciaron desde 1875, todavía en la República restaurada y terminaron en 1926 cuando el nuevo estado posrevolucionario se encontraba en proceso de consolidación. Pero el levantamiento de los indios Yaquis de Sonora abarco todo el periodo porfirista. Su líder un Indio llamado Cajeme intentó organizar la confederación de todos los indígenas en Sonora para recobrar las tierras que habían perdido. Finalmente el gobierno reprimió a los yaquis con la muerte de Cajeme, sus tierras fueron vendidas a una empresa estadounidense , los yaquis fueron deportados a las poblaciones henequeneras de Yucatán en las haciendas en Valle Nacional.
La guerra de castas en Yucatán fue notable en el porfiriato. Los indios mayas desde la época de la colonia se levantaron contra sus explotadores, los blancos dueños de las haciendas. Cuando el henequén se industrializó en Yucatán el despojo de las tierras a los campesinos y a los indígenas se hizo mas intensa.
Para quitarles sus tierras muchos indios mayas fueron deportados a Cuba en calidad de esclavos otros se escondieron en las inaccesibles selvas, esto provocó que no hubiera indios que trabajaran la tierra por eso traían indios de otros lados como los yaquis o los mayos de SONORA.
En 1890’ se inició otro movimiento campesino en el norte de México los mayos de Sonora empezaron a seguir a un joven que aparentemente tenía poderes divinos el gobierno tuvo miedo de que la gente siguiera a este joven y los sometió a trabajos forzados en la hacienda de Santa Rosalía entre 1891 y 1892 los indios se rebelaron por los malos tratos a que eran sometidos y el gobierno una vez más los reprimió brutalmente.
El levantamiento de Temochic en el Porfiriato muestra la tragedia de los indios en la historia mexicana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada